¿Manta bajo pisos? ¿Por qué y para qué?

Hola, nuevamente nos encontramos para seguir conociendo un poco más sobre los pisos flotantes melamínicos.

 

Un piso flotante laminado necesita para poder funcionar de manera optima y así lograr la mejor relación estética/vida útil, que la base sobre la cual está posado sea parte del sistema global de su montaje.
Incluso un suelo laminado de excelente calidad, solo podrá demostrar sus virtudes físicas si la base es la adecuada para el resto del sistema de colocación.

 

La manta base, forma la interfaz entre el piso laminado y el suelo propiamente dicho.

 

Principalmente deberá cumplir con tres funciones fundamentales:
•    Asegurar la correcta instalación nivelando y compensando los distintos desniveles que pueden encontrarse en la superficie a revestir para obtener una superficie plana de colocación que permita al instalador colocar el producto de forma correcta y profesional,  reduciendo la carga sobre las molduras de encastre, donde la resistencia estructural del tablero se ve debilitada por la disminución de masa. (recordemos que son requisitos básicos para colocar un piso laminado, que la superficie a recubrir esté, limpia, nivelada y seca).
La participación de la manta en la tarea de nivelar las imperfecciones del piso se limita a la capacidad de flexión y expansión que tenga el material con la que está compuesta, pudiendo compensar desniveles hasta de 1 mm de diferencia.

•    Proteger permanentemente el piso flotantes de agentes externos, tales como la humedad ascendente, del estrés diario del revestimiento causado por el tráfico peatonal y el impacto de objetos, otorgándole funcionalidad al piso  ayudando a prolongar su vida útil aun ante la carga a largo plazo de muebles pesados.

•    Optimizar las propiedades del suelo laminado, reduciendo los niveles de ruido de impacto y de pisada confiriendo una sensación de  confort al caminar  por sus características elásticas. La manta base optimiza las propiedades del piso en términos de aislamiento acústico y térmico.
 

¿De qué material está compuesta la manta bajo piso flotante?

La base bajo piso flotante  de mayor uso y recomendada por la mayoría de las marcas líderes del mercado,  está fabricada a base de espuma de celda cerrada, de 2mm de espesor con film de polietileno y solape de 7 cm de ancho.

Cabe acotar que  no todos los fabricantes de manta usan los mismos aditivos, recomendamos utilizar las mantas formadas con espuma en base a gas butano  ya que no perjudica a la atmósfera, y no a gas freón donde su liberación tiene efectos nocivos al medio ambiente a largo plazo.

Este producto brinda una excelente base niveladora y amortiguante para pisos flotantes laminados o de madera, protegiéndolo de la humedad y otorgándole mayor vida útil.  El solape de 7 cm, permite generar una superficie impermeable continua, que impide el paso de la humedad, asegura la instalación y otorga mayor seguridad hidrófuga.
 

Existen en el mercado varios tipos de mantas bajo piso, de polietileno con celda de aire, de corcho y goma eva, pero no todas ellas tienen los mismos comportamientos ni ofrecen la misma protección.

  • COMPARTIR: