Background

¿De dónde se comienza a colocar un piso flotante y en qué dirección?

¿De dónde se comienza a colocar un piso flotante y en qué dirección?

Hay muchas teorías sobre cómo se coloca un piso flotante, ¿Se comienza del centro hacia la periferia, de la periferia hacia el centro o es indiferente? ¿Las tablas, qué orientación deben seguir?

Estas son preguntas muy frecuentes que nos surgen a la hora de comenzar a colocar un piso flotante. Desde TopFloor te daremos las recomendaciones que creemos mejores, para que colocar las tablas sea lo más sencillo y más económico posible, tratando de evitar la mayor cantidad de recortes. Además te invitamos a consultar nuestro manual guiado de colocación, para que sigas el paso a paso para instalarlo correctamente haciendo click aquí.

¿En qué dirección se colocan las tablas?

Si nuestra habitación a simple vista se ve rectangular, la mejor forma de colocar las tablas será paralelas a la pared más larga de la habitación, esto dará una sensación de amplitud.

De ser cuadrado el lugar, la mejor forma de colocarlas sería tomando como referencia la fuente de luz natural. Es decir, las tablas deberán estar paralelas a la ventana que deja entrar la fuente de luz natural. Esto genera armonía en la habitación, ya que no hay cruces de líneas, sino que todas siguen una misma dirección.

¿Por dónde comienzo a colocar un piso TopFloor?

Sugerimos comenzar a colocar las tablas desde el ingreso a la habitación, esto hará que de tener que hacer un corte a la tabla no quedará en el ingreso, lugar del primer golpe de vista. Además recomendamos comenzar desde una punta, para llegar al final de la fila teniendo la longitud de corte de la última tabla, la cual será utilizada para comenzar la siguiente hilera.  Además, este corte de tabla debiera ser el mismo para toda la habitación. En una línea sería la última y en la siguiente, la primera.

Otro tip de suma importancia es que al comenzar a colocar piso flotante, se debe tener en cuenta dejar un espesor de entre 8 y 10 mm ¿Por qué? Porque el piso flotante se dilatará y contraerá por las variaciones de temperatura y humedad del ambiente. Esto evita que las tablas no sufran modificaciones, ni que el suelo quede con elevaciones.